Tabarca toma impulso

– La rehabilitación de las murallas, la adquisición y musealización de la Torre San José y la creación de senderos terrestres y submarinos son algunos de los proyectos
– El Ayuntamiento presenta un plan integral de mejoras a corto plazo para la isla
El próximo año se cumplen 50 años de la declaración de la isla Nueva Tabarca como Bien de Interés Cultural como Conjunto Histórico. Una efemérides que el Ayuntamiento ha querido aprovechar para mirar con más atención a la isla y potenciar su riqueza cultural, histórica y medioambiental, además de impulsar su faceta turística.

En los últimos años el Consistorio ha propuesto varias actuaciones aisladas de rehabilitación y puesta en valor de Tabarca. Algunas, como el empedrado de las calles del casco urbano, se han llevado a cabo, aunque con dificultades, pero la mayoría se han quedado olvidadas en un cajón por falta de fondos. Ahora, el concejal de Medio Ambiente, Luis Barcala, ha presidido un grupo de estudio que ha incluido las medidas más urgentes en un Plan Integral para la isla, que ayer se presentó en la Comisión Especial de Tabarca al resto de grupos municipales.

Se trata de un plan cuya principal característica es, defiende Barcala, que es «realista, no una quimera». Y es que para muchas de las medidas incluidas ya se ha buscado la financiación pertinente. Para ello, se ha tocado a las puertas del Consell y del Gobierno central, que ya han comprometido fondos para algunas de ellas. Y se ha previsto la financiación de otros proyectos con colaboración privada. De hecho, mientras se celebraba ayer la comisión municipal, técnicos de la Agencia Valenciana de Turismo, del Servicio Provincial de Costas, de la Conselleria de Cultura y del Ministerio de Medio Ambiente ya trabajaban en la isla en varios de los proyectos incluidos en el plan.

Gracias a esta labor previa, otra de las características del plan es que es a corto plazo. El Ayuntamiento se compromete a que entre 2014 y 2015 todas las mejoras hayan, como mínimo, comenzado a ejecutarse.

El proyecto incluye medidas de mejora medioambiental, patrimonial y de las infraestructuras.

En el primer bloque se incluye la creación de tres senderos señalizados, que ya está en ejecución. Se trata de un sendero ambiental, en la zona deshabitada conocida como El Campo, uno cultural, dentro de la ciudadela amurallada y un tercero submarino, para realizar un recorrido en apnea por los rincones subacuáticos.

Además, se ha programado la sustitución paulatina de todos los vehículos a motor por otros eléctricos, con 2015 como fecha tope para la desaparición de los primeros.

Se ha previsto conectar la depuradora con la Península a través del emisario submarino Tabarca-Santa Pola, para evitar vertidos en aguas de la Reserva Marina, así como la creación de dos parques de boyas-amarre para reducir el impacto del fondeo con ancla en las dos zonas destinadas a ello en la Reserva. También se elaborará un programa para la selección de residuos en origen para su posterior reciclaje.

Restauración

En cuanto a la puesta en valor del patrimonio, se ha comenzado ya con un proyecto de restauración, consolidación y reconstrucción de la muralla. Ayer mismo, técnicos de Tragsa, la empresa pública dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, y de la Conselleria de Cultura visitaron la isla para realizar la segunda inspección previa a la elaboración del proyecto para rehabilitar los baluartes de la Concepción y de la Princesa, en el perfil norte de la muralla, que son los más deteriorados.

Asimismo, se va culminar la restauración de la Iglesia de San Pedro y San Pablo, que quedó a medias, junto con el edificio anexo, que se prevé destinar a centro comunitario, y la plaza.

Por otro lado, el Ayuntamiento ha iniciado contactos para adquirir por permuta la Torre de San José, propiedad del Ministerio del Interior, y el Cortijo de El Campo, una antigua casa de labranza de propiedad privada, para musealizarlas y abrirlas al público.

También prevé rehabilitar las bóvedas de artillería, almacenes militares del siglo XVIII, con el objeto de que puedan visitarse.

En materia de infraestructuras, se plantean, entre otras medidas, el acondicionamiento de la rampa de acceso a la playa desde la muralla, en la zona junto al Baluarte de San Pedro, así como la habilitación de miradores con bancos integrados en el paisaje urbano y natural. Uno de ellos se ubicaría en la muralla suroeste, mirando al Islote de La Cantera, y el otro en un punto cercano al Cap Falcón, mirando al islote de La Nao y los Farallones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s